Técnicas y Recursos de Repostería

Cómo saber si un bizcocho está hecho

eIMG_6249_small recta

Una de las preocupaciones principales a la hora de hornear es asegurarnos que nuestro bizcocho está hecho. No queremos que salga crudo, y que la mezcla acabe hundiéndose o tenga una textura apelmazada, ni tampoco que quede demasiado seco. Aunque parece un tema muy evidente, es conveniente ser conscientes que tenemos distintos métodos para comprobar el nivel de cocción de nuestro bizcocho y creo que es interesante acostumbrarse a usar más de uno a la vez para identificar las “señales”:

Cuando los laterales del pastel se separan ligeramente del molde: cuando el bizcocho está hecho los bordes tienen un aspecto más seco que el resto y se puede ver un pequeño hueco entre el bizcocho y el molde.

Cuando el bizcocho tiene una textura esponjosa: si se presiona suavemente el bizcocho con el dedo deberemos notar que éste está elástico y esponjoso.

Cuando un palillo o cualquier otro cake tester sale limpio después de pinchar el bizcocho: si se pincha el bizcocho en el centro con un palillo, brocheta o cualquier otro tester, éste deberá salir limpio (no impoluto, si el palillo tiene migas el bizcocho estará hecho, lo que no deberíamos ver es masa cruda o húmeda). Incluso venden un tester de la marca Nordic Ware que cambia de color cuando la preparación está hecha. Yo tengo un cake tester de metal que me resulta cómodo, pero sí es verdad que los palillos de madera son más “chivatos” del estado de nuestro bizcocho que los de metal, ya que se aprecia más si la masa está cruda o húmeda (la masa cruda se adhiere más a la madera). En cambio los de metal pueden limpiarse en parte con la corteza del bizcocho al extraerlos del mismo.

Comprobando la temperatura interna: este es el sistema que me parece más profesional y fiable, además del tradicional método del palillo. Si se toma la temperatura del centro del bizcocho y ésta se encuentra alrededor de los 95º, podemos estar seguros que el bizcocho está hecho. Para ello, yo uso un termómetro de lectura instantánea. Cuando la temperatura se encuentra aproximadamente a la temperatura indicada, saco el bizcocho del horno y lo pincho. En relación a este tipo de termómetros, antes tenía uno que compré para carne y a raíz de un curso que hice con La Cuinera nos recomendó invertir en un termómetro específico. El mío es un Testo 106.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply